sábado, 18 de diciembre de 2010

Antonio Cisneros


Marina

Un guardacaballo gigantesco se posa sobre el techo de mi casa.
Sombra contra la luz y los cangrejos calientes del cantil.
La frontera.

Más allá sólo existen la China y el Japón (suelo decir) aunque en verdad
primero están los montes de coral. Y antes todavía

una recua de islas verdinegras tan viejas y anodinas como esta misma orilla.
Finisterre.

Las lizas argentadas y las lornas remontan las corrientes del desagüe.
Y los pubis son agrios bajo el peso de las moscas zumbonas.

Banda del mar Pacífico que ninguno codicia.
Una casa rosada, sus florones de yeso y un reloj.

Aquí estoy. En el límite exacto de la tierra.
Las ratas del cantil y estas acacias abiertas por la sal.

Los cirros y los cúmulos rellenos vienen de Pacasmayo
y se detienen en el aire del sur.

Vuela el guardacaballo sobre las olas.
Se disuelve el paisaje y los navíos evitan esta costa imaginaria.

Nada resta. Ni siquiera la tristeza de habitar en una piedra pómez infinita,
pastada por ovejas moribundas bajo el último sol.




Nocturno

Vivo en una casa protegido
por mujeres pequeñas, alegres y benignas.

Fuera de eso, el aire es áspero y azul
(y malo para el asma).

Un abra entre las nubes y la tráquea
atrás del horizonte.

Inmóvil dentro y fuera del pulmón,
compacto y plano.

Las hormigas pululan a la luz de la luna
y sin destino.

Las aguas se retiran y nos privan
de todas las especies comestibles.

No tardes, Nora Elvira, amada y lenta.
Lenta mía y bucólica no tienes
ni siquiera la excusa de algún verde pasado rural.




Para hacer el amor

(Este poema lo dedica Illari.org especialmente a Jaime Almirall Suarez)

Para hacer el amor
debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la
muchacha
tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se
achicharra
para hacer el amor.
Los pastos húmedos son mejores que los pastos
amarillos
pero la arena gruesa es mejor todavía.
Ni junto a las colinas porque el suelo es rocoso ni cerca
de las aguas.
Poco reino es la cama para este buen amor.
Limpios los cuerpos han de ser como una gran pradera:
que ningún valle o monte quede oculto y los amantes
podrán holgarse en todos sus caminos.
La oscuridad no guarda el buen amor.
El cielo debe ser azul y amable, limpio y redondo como
un techo
y entonces
la muchacha no vera el Dedo de Dios.
Los cuerpos discretos pero nunca en reposo,
los pulmones abiertos,
las frases cortas.
Es difícil hacer el amor pero se aprende.




Paracas

Desde temprano
crece el agua entre la roja espada
de unas conchas
y gaviotas de quebradizos dedos
mastican el muymuy de la marea
hasta quedar hinchadas como botes
tendidos junto al sol.
Sólo trapos
y cráneos de los muertos, nos anuncian
que bajo estas arenas
sembraron en manada a nuestros padres.



En el bosque

Adónde se van las bicicletas, si no es a los suburbios de la arena mojada. Un barco ballenero perdido en la neblina. Una casona con mamparas de vidrio y un terraplén azul. Son las cosas del mar y ya no tienen la menor importancia. Al otro lado, en cambio, a cuadra y media de la panadería y a dos de la botica, se extiende una foresta interminable, repleta de tortugas y una que otra lechuza colorada. Debajo del ramaje, el aire es negro como una piel de foca. El reino de las sombras tan temido. Allá voy. Igual que un chancho viejo camino al matadero. Ancas de jabalí (cerdo peruano) y el dolor en la nuca que anticipa el tajo de la muerte. Y sin embargo, todo ese gran dolor sería lo de menos, si no fuera porque al volver los ojos al poniente, aparecen mis hijas, a lo lejos, en medio de la luz y los geranios. Entonces puedo verlas, atisbarlas, perdiéndose entre la hierba para siempre, cada vez más lejanas, tan hermosas, con sus faldas floreadas y sus limpios cabellos secándose brillantes bajo el sol.



El viaje de Alejandra

Me veo (veo a mi padre Alfonso) sentado como un sapo sesentón al borde de la cama. El mar se bambolea y arrastra entre sus tumbos los ropajes brillantes de las vírgenes locas y un lomo de ballena congelado. Algún avión retumba, en medio de la noche, como un temblor de tierra. Yo no sé qué hora es. Sólo sé que mi hija menor partió en la madrugada. Iba serena, con su mochila al hombro, y aunque acaba de cumplir los 23, parece un coatí adolescente. Cúbrela con tu manto, Madre mía. Yo te la recomiendo. Es una joven bella y de buenas costumbres. No la pierdas de vista. Aunque los aires estén endemoniados, como este cielo fiero al borde de mi cama. Es fácil distinguirla. Tiene el pelo amarillo y no es muy alta. Por lo demás, camina con suma dignidad. Ahora ya no sé cuántos inviernos pasarán para que vuelva a casa. Apachúrrala, Madre milagrosa. Que sean sus jornadas amables y propicias. Que los carabineros y guardias de frontera le sean bondadosos.

Antonio Cisneros y su hija

Antonio Alfonso Cisneros Campoy nació en Lima el 27 de diciembre de 1942 y estudió en las universidades Católica y de san Marcos entre 1960 y 1965; se doctoró en letras en 1974. Ha sido profesor universitario y periodista en el país y en el extranjero. Dirigió varias revistas y suplementos, entre ellos, El caballo rojo, 30 días y El búho. En 1978 fue becario de la Fundación Guggenheim de Nueva York. Ha dado clases de literatura en el Perú, en Inglaterra, Francia y Hungría. En 1978 y 1979 fue investigador en la Universidad de Berkeley. En 1965 ganó el Premio Nacional de Poesía del Perú "José Santos Chocano". En 1968 ganó el concurso de poesía Casa de Las Américas de Cuba y en 1980 obtuvo la Primera Mención Internacional de Poesía "Rubén Darío" de Nicaragua. Pertenece a la llamada "Generación del sesenta" de la literatura peruana. Volúmenes con su poesía han sido publicados en inglés, francés, alemán, holandés y húngaro. Además de los idiomas citados, sus poemas también han sido traducidos al griego, japonés, chino, ruso, italiano, portugués, sueco, danés, finlandés, rumano, turco y serbio. Entre sus principales obras poéticas tenemos: "Destierro" (1961) "David" (1962) "Comentarios reales de Antonio Cisneros" (Premio Nacional de Poesía)(1964) "Canto ceremonial contra un oso hormiguero" (Premio Casa de las Americas)(1968) "Agua que no has de beber" (1971) "Como higuera en una campo de golf" (1972) "El libro de Dios y de los húngaros" (1978) "Crónicas del Niño Jesús de Chilca" (Premio Rubén Darío) (1981) "Agua que no has de beber y otros cantos" (1984) "Monólogo de la casta Susana y otros poemas" (1986) "Por la noche los gatos" (1988) "Poesía, una historia de locos" (1989) "Material de lectura" (1989) "Propios como ajenos" (1989) "Drácula de Bram Stoker y otros poemas" (Premio Parra del Riego) (1991) "Las inmensas preguntas celestes" (1992). "Poesía reunida" (1996) "Un Crucero a las Islas Galápagos" (2005) Entre sus obras en prosa: "El arte de envolver pescado" (1990) "El libro del buen salvaje" (1995)

lunes, 8 de noviembre de 2010

Resoluciones a nuestros maestros

Hace unos días la Unidad de Gestión Educativa Local Nº4-Comas entregó las resoluciones de incorporación a la carrera pública magisterial al cuarto nivel a nuestros queridos maestros: Nelsa Manrique, Johnny Barbieri y Juan Alvarado. Felicitaciones.
Recibiendo su resolución nuestro profesor Juan Alvarado CaldasNuestro profesor Johnny Barbieri recibiendo su resolución de manos del Director de la UGEL 04 Lic. Isrrael Nomberto Ulfe
Nuestra profesora Nelsa Manrique Toribio recibiendo su resolución
Nuestros tres profesores posando con sus resoluciones
Foto de todos los profesores de la UGEL 04 que recibieron sus resoluciones

jueves, 4 de noviembre de 2010

Presentación del libro "La Edad de Oro" de Johnny Barbieri


Presentación del libro de cuentos

"La Edad de Oro"
de Johnny Barbieri

Presentadores:

Mag. Juan Alvarado
Lic. Digna Villaorduña

Día: viernes 05 de noviembre 2010
hora: 11:00 am
Lugar: I.E. Perú BIRF
(Calle Ciro Alegría s/n Collique 1era zona- Comas)

INGRESO LIBRE


Oír cuentos es lo primero que recuerdo de mi niñez, y fue maravilloso de verdad cuando aprendí a leer. Pero escuchar es el primer acto de recreación que nos viene desde los orígenes de la civilización. Y luego, aparece la imagen auditiva hecho mundo, experiencia, dolor, alegría, amor; palabras que enlazan la existencia humana y nos desatan a mundos ficcionales realmente sorprendentes.Es la sensación que sentí cuando terminé de leer “La Edad de oro” de Johnny Barbieri, conjunto de cuentos sensibles, elaborados, tal vez, a partir de su experiencia personal como profesor de literatura en diversas Instituciones Educativas de Lima norte. Su lenguaje es depurado y limpio, interioriza y atrapa al lector con personajes que parecen sacados de la vida real y circulan en un tiempo actual de la manera más intensa. Allí están los personajes de estos doce cuentos escritos para devolvernos a una época en que éramos rebeldes, románticos, marginales, bohemios o suicidas.Johnny Barbieri, no es un iniciado en el arte del cuento, fue tercer finalista de la XIV Bienal de Cuento “Premio Copé 2006” y ganador del 2do Premio “Horacio” de cuento 2010. Pero es con este libro de cuentos, con que se abre paso en la narrativa peruana acercándonos a un mundo mágico e inolvidable que es el mundo de la adolescencia, el mundo que representa para todos nosotros – de alguna u otra forma - nuestra edad de oro.
Leoncio Luque

lunes, 6 de septiembre de 2010

Blanca Varela

V

Aquella torturada nube parecía tan firme,
ambulando,
desgarrando,
chocando con masas de ángeles.

Cóncava,
valva de nieve y soledad,
de trajín y música constante,
de arena, de resplandor
y fuga,
desierto etiope
en un tutti de gemidos
y sorpresa.

Tan exacta
sobre el laberinto de la pupila,
color perdido
de vieja misiva,
terrible silencio
de quien ha sacudido el aire
y conoce el vado de los sollozos.
Continuaba,
migradora,
llave del torbellino
como una gota pura
preñada de su propia existencia.



Así sea

El día queda atrás,
apenas consumido y ya inútil.
Comienza la gran luz,
todas las puertas ceden ante un hombre
dormido,
el tiempo es un árbol que no cesa de crecer.

El tiempo,
la gran puerta entreabierta,
el astro que ciega.

No es con los ojos que se ve nacer
esa gota de luz que será,
que fue un día.

Canta abeja, sin prisa,
recorre el laberinto iluminado,
de fiesta.

Respira y canta.
Donde todo se termina abre las alas.
Eres el sol,
el aguijón del alba,
el mar que besa las montañas,
la claridad total,
el sueño.



Canto villano

y de pronto la vida
en mi plato de pobre
un magro trozo de celeste cerdo
aquí en mi plato

observarme
observarte
o matar una mosca sin malicia
aniquilar la luz
o hacerla

hacerla
como quien abre los ojos y elige
un cielo rebosante
en el plato vacío

rubens cebollas lágrimas
más rubens más cebollas
más lágrimas

tantas historias
negros indigeribles milagros
y la estrella de oriente

emparedada
y el hueso del amor
tan roído y tan duro
brillando en otro plato

este hambre propio
existe
es la gana del alma
que es el cuerpo

es la rosa de grasa
que envejece
en su cielo de carne

mea culpa ojo turbio
mea culpa negro bocado
mea culpa divina náusea

no hay otro aquí
en este plato vacío
sino yo
devorando mis ojos
y los tuyos



Escena final

he dejado la puerta entreabierta
soy un animal que no se resigna a morir

a eternidad es la oscura bisagra que cede
un pequeño ruido en la noche de la carne

soy la isla que avanza sostenida por la muerte
o una ciudad ferozmente cercada por la vida

o tal vez no soy nada
sólo el insomnio y la brillante indiferencia de los astros

desierto destino
inexorable el sol de los vivos se levanta
reconozco esa puerta
no hay otra

hielo primaveral
y una espina de sangre
en el ojo de la rosa.




Juego amoroso

Las manos a la altura del aire
a dos o tres centímetros del vacío
no se mirará nada preciso
la polvareda que pasa
el inesperado cortejo de plumas
arrancadas al vuelo
la nubecilla rosada y tonta
que ya no es
el cierraojos y el ábrelos
en la breve opacidad
de una luz que no se ve
y el sueño pies de goma
y azules y brillantes
las estrellas
rientes
párpado sobre párpado
labio contra labio
piel demorada sobre otra
llagada y reluciente
hogueras
eso haremos a solas




Secreto de familia

soñé con un perro
con un perro desollado
cantaba su cuerpo su cuerpo rojo silbaba
pregunté al otro
al que apaga la luz al carnicero
qué ha sucedido
por qué estamos a oscuras

es un sueño estás sola
no hay otro
la luz no existe
tú eres el perro tú eres la flor que ladra
afila dulcemente tu lengua
tu dulce negra lengua de cuatro patas

la piel del hombre se quema con el sueño
arde desaparece la piel humana
sólo la roja pulpa del can es limpia
la verdadera luz habita su legaña
tú eres el perro
tú eres el desollado can de cada noche
sueña contigo misma y basta


Blanca Varela y sus hijos Vicente y Lorenzo

Blanca Varela. Poeta peruana nacida en Lima en 1926. Muy joven ingresó a la Universidad de San Marcos para estudiar Letras y Educación trabando amistad con importantes intelectuales de la época. En 1949 se radicó en Paris donde conoció a Octavio Paz quien fue determinante en su carrera literaria, conectándola además al círculo de intelectuales latinoamericanos y españoles radicados en Francia.Posteriormente vivió en Florencia y Washington donde se dedicó a hacer traducciones y eventuales trabajos periodísticos.En 1959 publicó su primer libro, «Ese puerto existe», en 1963 «Luz de día» y en 1971 «Valses y otras confesiones». Más tarde, en 1978, realizó la primera recopilación fundamental de su escritura en «Canto villano». Finalmente apareció su antología de 1949 a 1998 con el título «Como Dios en la nada».Obtuvo el Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo en el año 2001, el Premio Ciudad de Granada 2006 y los premios García Lorca y Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2007.Falleció en la ciudad de Lima en marzo de 2009 .

lunes, 23 de agosto de 2010

I Feria del Libro Escolar en Villa El Salvador

La Institución Educativa República del Perú de Villa el Salvador y su equipo de trabajo (profesores de comunicación y arte) encabezado por el profesor y poeta Leoncio Luque, está desarrollando la Primera Feria del libro escolar en su local institucional. La fiesta por la cultura empieza este sábado 28 de agosto con la participación de un sinnúmero de artistas, entre poetas, narradores, músicos, declamadores, etc. La recomendación es no faltar. El ingreso es totalmente libre.


martes, 17 de agosto de 2010

Perro peruano

El PERRO PERUANO SIN PELO aparece en el Perú aprox el año 300 aC. Algunas culturas preincas como Chavín, Salinar, Vicus, Mochica, Sicán, Chimú y Chancay perennizaron a esta especie en sus mitos, leyendas, ceramios, esculturas, textiles, artesanías y muchas otras manifestaciones artísticas.

En tiempo de los Inca, el PERRO PERUANO SIN PELO participaba en ceremonias de culto a la divinidad lunar, y rara vez era sacrificado, salvo casos excepcionales. Los ejemplares de color negro eran considerados como los "guías de las almas en su viaje al más allá".

En 1987 se descubrió en Huaca Rajada la tumba del Señor de Sipán, en medio de una caja mortuoria, acompañado de los esqueletos de dos de sus concubinas, ocho sirvientes y su PERRO PERUANO SIN PELO.

La investigadora María Reiche, en su libro "Contribuciones a la Geometría y Astronomía en el Antiguo Perú", deja entre ver la posibilidad que el PERRO PERUANO SIN PELO esté representado en una de las milenarias líneas de Nazca.

En México y China hay razas de perros sin pelo similares al peruano, sin embargo nuestra variedad posee características únicas que lo diferencian del resto. El PERRO PERUANO SIN PELO es una raza pura, que no se origina por la mezcla de otras razas ni ha variado sus características morfológicas en miles de años... ES LA ÚNICA RAZA CANINA ORIUNDA DEL PERÚ.

Se le atribuyen al simpático PERO PERUANO SIN PELO cualidades excepcionales para con los humanos, es ideal como mascota, es un fiel guardían, cuidadoso de los niños, celoso de su amo, obediente, inteligente, no huele mal pues no transpira, y por si fuera poco no tiene pulgas.

MORFOLOGÍA

OJOS: De tamaño mediano y un color que varía del negro, pasando por castaño oscuro y tonos que descienden hasta el amarillo.

OREJAS: Erectas cuando presta atención y pegadas hacia atrás en reposo; son medianamente largas y de forma triangular, anchas en la base y angostas en la punta.

NARIZ: También llamada trufa, es prominente, y vista de perfil está más adelante que el hocico.

CUELLO: Del mismo largo que la cabeza, flexible y de buena musculatura.

PECHO: Amplio, desciende hasta el codo y sus costillas son algo arqueadas.

COLA: Gruesa en la base y fina en la punta; erecta en acción y colgante en reposo, aunque algunas veces está metida hacia el vientre; algunos poseen pelos en la punta de la cola.

PATAS: De músculos redondeados y elásticos; con almohadillas fuertes y resistentes al calor; las uñas son negras en ejemplares oscuros, en el resto son más claras.

MOVIMIENTO: Se desplazan con paso corto y rápido, amortiguado y flexible. Desarrolla velocidades de hasta 60 km/h y puede saltar 2 m de alto.

PIEL: Lisa, elástica, bastante gruesa y fuerte. La ausencia de pelos hace que el calor emane en forma directa, a diferencia de los peludos, cuyo calor se disipa por ventilación natural. Sin embargo, corre el riesgo de contraer insolación, debido a su exposición directa al sol, lo que a su vez varía la tonalidad de su piel. Durante el verano se broncean y en invierno pierden color.

PELAJE: Presenta vestigios de pelos en la cabeza, extremidades y cola, y rara vez en el dorso. Los colores van de tonos negros, grises y marrones en gradiente hacia el rubio claro.

domingo, 8 de agosto de 2010

Lorenzo Helguero

Lorenzo Helguero

XXIII

Quiero escribir, pero me sale espuma…

César Vallejo


Escribe con la punta del zapato,
escribe lo que sea, pero escribe,
escribe con el puño, en arrebato
de sapiente animal: almuerza y vive.

Mide –opcional– la sílaba y la rima
y ordena como quieras tu estructura,
llega de un salto a la alcanzable cima
de la alada palabra que fulgura.

Mira voraz, y sensualmente toca
la palabra; colócala en tu boca
y engúllela sin sal y con la pluma.

Escribe, aunque incomode el nuevo modo
escribe con la frente y con el codo:
poeta, escribe, y que te salga espuma.



TARBALENGUAS

No tres tristes tigres, sino uno solamente, un tristísimo tigre tratando de treparse tercamente a tu tejado de estrellas, un tigre tartamudo y trapecista atravesando la tarde para transitar por tus talones, un tigre o tal vez un Tristán intrigado por tus trigonometrías de senos y trambuesas, por la belleza intraducible que muestras Beatriz entre trenzas y temblores, un tímido tigre que trina para ti, tigresa dogaresa donde se traba mi palabra.



POEMA DE COMPAÑIA EN GEORGETOWN UNIVERSITY

Esta no es mi ciudad.
En mi ciudad no llueve y no hay otoño
ni ardillas aplastadas por los autos.

Sin embargo estas tú
tú vestida de noche debajo de este cielo
tú vestida de verde a punto de ser agua.

¿Pero quién eres tú?
¿Un espejo, una abeja de cristal
zumbando quedamente en medio de mis ojos?

Tú eres esa niña que en la lluvia
deja caer la sal y las palabras.
Tú eres la extranjera.
Tú seguiste mis pasos hasta aquí
para dejar tu pecho
en la casa nocturna de los grillos.

Tu boca, tus cabellos, tu memoria.
Tú serás mi ciudad.



MI CASA

memoria ha logrado abrir su puerta:
la arquitectura del recuerdo traza
en esta tarde repetida y muerta
la forma irrepetible de mi casa.
Está incrustada en mí, pero está lejos
-nos separan el tiempo y la distancia.
Aún recuerdo los cuadros y los viejos
libros corsarios que leyó mi infancia.
Mi cuarto, el de mi madre, el pasadizo,
el naranjo, el jardín, la sala, el piso
de piedra, las paredes de madera;
todo se fue. Me busca en el recuerdo
lo que perdí y cada día pierdo:
mi casa que no es mía y no me espera.



OFRENDA

Te doy todo de mí: mi dentadura,
mi pecho atormentado por el asma,
mi cadáver despierto, ese fantasma
que se empeña en hacer literatura,
la inmensidad de despertar y verte,
los vellos de mi pierna y de mi mano,
mis cánceres futuros y el humano
temor a la certeza de la muerte.
Te entrego todo, aun el alfabeto
de mi sílaba impar, el apellido
que me encierra en la letra y que me nombra,
las inciertas moradas de mi sombra,
mi indecible silencio, mi sonido
y el verso en que se muere este soneto.

El poeta en la presentación de un libro

Helguero nació en Lima en 1969. Ha publicado los libros de poemas Sapiente lengua (Lima, 1993), Boletos (Lima, 1993), Diario de Darío (New Brunswick, 1996), Bessián o el abismo (Lima, 1996) y El amor en los tiempos del cole (2000). Obtuvo el Primer Premio de Poesía en los Juegos Florales de la Pontificia Universidad Católica en 1991. En el 2008 ganó el premio de Novela Corta del BCR "Julio Ramón Ribeyro".

domingo, 1 de agosto de 2010

VII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL - 2010“José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”

Bases

VII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL - 2010“José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”

1. El Conglomerado Cultural, agrupación promotora de las expresiones artísticas desde hace siete años en la macrorregión norte del Perú, lanza la VII Convocatoria al Concurso Nacional Literario 2010, denominado “José Eufemio Lora y Lora y Juan Carlos Onetti”, como un reconocimiento a aquellos novelistas y poetas que son ejemplos de vida en sus actos y sus obras. En esta ocasión hemos tomado al poeta chiclayano José Eufemio Lora y Lora y al narrador uruguayo Juan Carlos Onetti.

2.­ El certamen está abierto en los géneros de novela, poesía y cuento.

3. ­Para incentivar la cultura y el arte de todos los hispanohablantes, los participantes deberán ser nacidos en países hispanoamericanos, no importando edad ni sexo.

4. ­La elección del tema es libre para las tres especies, ya que el propósito del concurso es estimular la creatividad de los participantes.

5.­ Cada participante podrá concursar, en las tres especies a la vez si lo quiere, con uno o más trabajos, con seudónimos diferentes y en sobre apartes. Estos deberán ser inéditos y no haber sido premiados en eventos similares en otros concursos. En caso que se pretenda sorprender con trabajos plagiados serán denunciados a nivel internacional por la web y ante los organismos competentes.

6.­ La extensión de los trabajos en el caso de los cuentos como mínimo dos y como máximo diez carillas en papel A4, letra arial 12 o equivalente, espacio y medio. En el género de poesía los concursantes deberán enviar poemarios con título con quince poemas como mínimo y 30 como máximo. En novela la extensión mínima será de 120 y 250 hojas como máximo, en arial 12 espacio y medio. Dado la condición de “hispanoamericanos” los trabajos deberán ser escritos y presentados en idioma castellano.

7. ­La presentación de los trabajos será en original escrito a computadora, tres fotocopias. El seudónimo, deberá figurar en la primera página del trabajo presentado, tanto en el original como copias.
En sobre cerrado aparte, adjunto al que contiene el original y las tres copias, el autor hará constar en la parte exterior el seudónimo utilizado, género en el que concursa, en su interior los datos completos de identidad (nombres, apellidos, lugar y fecha de nacimiento y documentos de identidad). Todos deberán además proporcionar dirección, email y teléfono. Los trabajos que omitan el seudónimo y/o que revelen la identidad de su autor, serán descalificados. En sobre cerrado deberá adjuntarse en CD-ROOM una copia de los trabajos impresos (sólo cuentos, poemario o novela), menos la identificación personal.

8.­ Se constituirá un Jurado con figuras del ambiente literario, formado por nueve personalidades de la literatura hispanoamericana (tres miembros se ocuparán de la especie novela, tres para cuento y tres del género poesía), cuyos nombres serán dados a conocer en su oportunidad.

9.­ El fallo del jurado será inapelable y se anunciará en un acto público el 11 de diciembre y la premiación se celebrará el 18 de diciembre 2010 en la ciudad de Chiclayo en acto solemne.

10.- Los trabajos que ingresen al concurso y no ganen no serán devueltos y serán incinerados. De ninguna manera se mantendrá comunicación con los participantes hasta antes del fallo.

11.­ Se otorgarán tres premios por género:

NOVELA
PRIMERO : S/ 8000.00 (ocho mil nuevos soles) nuevos soles en efectivo + Trofeo de Oro Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
SEGUNDO : Trofeo de Plata Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
TERCERO : Diploma de Honor Mención Honrosa.
CUENTO
PRIMERO : S/ 3000.00 (tres mil, nuevos soles) nuevos soles en efectivo + Trofeo de Oro Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
SEGUNDO : Trofeo de Plata Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
TERCERO : Diploma de Honor Mención Honrosa.
POESÍA
PRIMERO : S/ 3000.00 (tres mil, nuevos soles) nuevos soles en efectivo + Trofeo de Oro Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
SEGUNDO : Trofeo de Plata Conglomerado Cultural + Diploma de Honor.
TERCERO : Diploma de Honor Mención Honrosa.
12. El Conglomerado Cultural se compromete a publicar los trabajos ganadores y hacer una difusión electrónica a nivel nacional e internacional.
13. La fecha de recepción de los trabajos vence indefectiblemente el 01 de oCTUBRE de 2010. Estos deben ser enviados en un sobre dirigidos alVII Concurso Nacional Literario Conglomerado Cultural 2010: “José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”a cualquiera de las siguientes direcciones:
Calle Lambayeque Nº 1030- Lambayeque-Perú.Alianza Francesa – Calle Juan Cuglievan Nº 644-Chiclayo. (Secretaría)Informes emailes:

Teléfonos 51 (074) 773923 /51 (074)978863151

miércoles, 21 de julio de 2010

El Cebiche Peruano


En el Perú, el cebiche es un plato tradicional, de amplio consumo y altamente valorado, al punto de ser considerado formalmente como patrimonio cultural de la nación. Su historia se remonta a épocas precolombinas. El plato es servido en un tipo de restaurante conocido como cebichería.

En el antiguo Perú, en la época de la Cultura Mochica, hace dos mil años se preparaba este plato a base de pescado fresco que se cocinaba con el jugo fermentado de tumbo (Passiflora tripartita var. mollisima), una fruta de origen local. Durante el Imperio inca, el pescado era macerado con chicha. Diferentes crónicas reportan que a lo largo de la costa peruana se consumía el pescado con sal y ají.
Posteriormente, con la presencia hispánica se añadieron dos ingredientes de la costumbre culinaria mediterránea: el limón y la cebolla. El desarrollo del limón en tierras peruanas, consiguió acortar el tiempo de preparación de este plato ancestral y preincaico.
Juan José Vega en su obra indica que las mujeres moriscas que llegaron con Francisco Pizarro reunieron el jugo de naranjas agrias, el ají, el pescado y algas locales derivando en un nuevo plato llamado sibech, que en lengua árabe significa "comida ácida".
El investigador Jaime Ariansen indica que en 1820 se menciona este plato en una canción popular titulada «La Chicha» donde los soldados independentistas entonaban: El cebiche, venga la guatia en seguida, que también convida y excita a beber.... Esta canción fue escrita por José Bernardo Alcedo y José de la Torre Ugarte, autores del himno nacional del país.

Manuel Atanasio Fuentes escribe en una crónica de 1866 que "Las comidas eminentemente nacionales son los picantes que con tanto placer saborea la plebe...pero el picante más picante, el que más lágrimas arranca (después de los celos) es el seviche". El mismo autor ya había señalado en una crónica de 1860 que la preparación del seviche se realizaba en ese entonces con trozos de pescado, ají, sal y zumo de naranjas agrias. Otro testimonio de época es presentado por Juan de Arona, quien en 1867 daba a conocer el siguiente verso: Quereis que mi musa cante / por lo menos decante, / En un oportuno espiche, / Las delicias del picante / Y del peruano cebiche?

Ingredientes

1 kilo de pescado
12 limones
3 ajíes monito
1/2 kilo de cebolla
3 dientes de ajo molido,
sal y pimienta al gusto
6 camotes medianos
6 papas
3 choclos tiernos
Unas remitas de culantro
1 rocoto

Preparación

Se corta el pescado en cuadraditos, luego se lava el pescado con agua con sal, se enjuaga varias veces se acomode en una fuente y se espolvorea la sal. Exprimir los limones en un tazón procurando que no salga el zumo. Lavar bien el culantro picarlo y sacarlo encima del cebiche y mezclar bien. Agregarle el ají, el jugo, los ajos molidos y la pimienta. Agregar esta preparación al pescado moviéndolo varias veces luego la cebolla cortarlo en pluma delgada. Dejar macerar por 1 hora cuando esté cocido servir acompañado con los choclos, las papas y los camotes sancochados.

jueves, 15 de julio de 2010

Rocío Silva Santisteban

Mariposa Negra

El papel que he puesto sobre las ventanas ha quedado empañado
La humedad de su saliva sobre mis piernas, entre mis dedos
Se guarda y en pequeñas cavidades, destroza
Esto que a veces pretendo inventar.
No, amor, no basta con lamer nuestros cuerpos,
No basta con patearnos y gritar, jadear hasta pulverizarnos
No, amor,
No preguntes la hora después, no enciendas la luz, no hables, no pienses, no respires
Quieto
Deseo recorrer con mis sucias manos tu cuerpo inerte
Y sentir que mis olores te poseen, se incrustan entre tus vellos
Te deshacen.
Mi habitación rojiza se abre como una niña y espera
Pero este rojo tuyo no puede mezclarse ni sangrar, no puede
Rebajar esta brecha de tormento entre tu espacio y el mío
Tu saliva de nuevo sobre la palma de mi mano y tus ojos intentando
No amor
No basta con emitir gruñidos de animal en celo,
No basta con destrozar mi ropa en jirones al aire, no basta
Con inyectarnos veneno en este encuentro
No amor,
Cuando termino de escuchar la música que dejaste
Cuando corto un pedazo de pan y lo mastico para engañar mi furia
Cuando recorro con ojos lascivos la habitación en rojo
Y constato tu presencia en el interior de otra
Habitación vacía, cuando
Enredo entre mis dedos el ansia y la distancia
Sólo la imagen de tu sombra estirada sobre el papel fucsia permanece en mi silencio
Y una mariposa negra, presagio de la muerte, me acompaña.



La máquina de limpiar la nieve

Ahí suena, con su carraspeo ronco, el motor
en medio de la noche blanca
opaca con su chirrido los otros ruidos:
esa incesante música que destilan los caños

el hombre, inmigrante a su pesar, aprieta
el mecanismo y va limpiando el camino

el sendero blanquecino que antes se hundió
bajo la nieve

el ruido que podría ser insoportable en su monotonía
es el preludio de un camino limpio

desde las ventanas amarillentas de los departamentos
las caras ateridas labran una pequeña sonrisa

miramos el paso del carro
los mecanismos misteriosos que permiten la limpieza

desde nuestras oscuridades también advertimos que se va
acumulando
un hielo frío que al principio parece raspadilla

imperceptible polvo gélido
apegado a nuestros cuerpos como goma arábiga

con los días y el mal tiempo el polvo muda en escarcha
dura y repulsiva como el hielo derretido en el asfalto

en medio de la oscuridad blanquecina la nieve envuelve
con su mugre una chalina

tiene que venir el sol, húmedo y tímido,
pero a veces demora en sacar la cabeza

es mejor seguir el compás de la máquina
su música amarilla, su tintineo monótono, su canturreo sordo

es mejor limpiar el camino a la primera nevada
sacar la lágrima de encima

es mejor evitar la dureza de piedra del témpano
torcer con suavidad para otro lado la cabeza

limpiar desde el principio y quebrar
con dulzura lentamente los párpados

nada que equivalga a una humillación.



los muertos huelen en la parte más profunda del paladar

Una ciudad bañada por el mar es una ciudad privilegiada.
Eso se suele decir en los manuales de turismo. Pero la prisionera-de-sí-
misma odia esta ciudad: es un pueblo de asmáticos, de olor a mar
revuelto, peces varados en la orilla, basura que se va acumulando con
los días en los rincones y con los días va anegando todo con un olor a
muerto.

Los muertos huelen en la parte más profunda del paladar.

Los muertos de esta ciudad forman una línea que lleva kilómetros y
que se extiende como un desierto. En el desierto que circunda esta
ciudad no hay un solo mensaje. Los niños no juegan. Los ancianos caen
en las pistas y nadie se atreve a recogerlos. Los comerciantes pintan
las paredes de toda la ciudad para engañar a los niños y a los
ancianos, para inventar la prosperidad.

A la prisionera-de-sí-misma no le importa ni la prosperidad ni la
miseria. No pone mucha atención a nada. Hojea las revistas y envidia a
las modelos de cuerpos esbeltos, de pechos amplios. Compra carteras,
faldas, zapatos de taco, zapatos sin taco, compra lápices cuando no
tiene dinero para comprar. Compra para sonreír pero no para tener.
No le importa acumular objetos, lo único que busca es una sonrisa
entre los probadores de un centro comercial. Porque los que quieren
huir de esa ciudad y no pueden sólo compran para sonreír. Escuchan
música también para sonreír. Cualquier cosa para poder sonreír un
poco.

Los muertos huelen en la parte más profunda del paladar.

La prisionera-de-sí-misma suele caminar por la calle con lentes de sol
de color amarillo-naranja y piensa que la ciudad mejora con ese color
reposando sus ojos turbios. No mira las esquinas, no saca la mano en
los semáforos, no golpea a los transeúntes. Se coloca los lentes
amarillo-naranja sobre los ojos y todo empieza a mejorar. Saca el tubo
de ventolín de la cartera, lo aprieta dos veces sobre su boca y los
pulmones empiezan a recobrar su función. Un par de pastillas rosadas
y las cosas van en alza. Un trago, una cita, un beso furtivo, algo de
sexo rápido y la ciudad empieza a despejarse.

La bruma se disipa.

Los colores de las luces en la noche cobran dimensiones inexplicables.
Las bombillas rojas, el neón lila de las discotecas, el aire denso, los
anuncios de las tiendas.

Pero el olor sigue ahí, ahí, en el fondo del paladar.



piojos

Me saco los piojos a las dos de la mañana
mi bata blanca se mancha de estrellas negras

sobre la silla del comedor veo un mandil
recuerdo:
una niña llena de llagas, asmática, en la puerta del colegio
esperando para siempre a su papá

me dicen que ta ta ta tan: eres una mujer de éxito
—¿sí?, ¿de verdad?, no lo creo—
quiero que salgas en el who´s who
vanidosa comento que quizás eleve mi autoestima

(es un chiste estúpido
por la noche tengo que bañarme
para dejar de llorar)

me equivoco
esos son los grandes pecados
una piojosa sale en The Peru Report
¡te envidio!— me dicen las chiquillas
las miro con compasión

hablo y engullo comida, los críticos literarios
escriben sobre la voz operística que lamenta su gordura
y no saben qué hay detrás de cada gramo de grasa

trabajo como todas, como todas me levanto
y lloro como todas alguna vez lo han hecho
como todas alguna vez lo dejaron de hacer

me saco los piojos
me rasco los sobacos
y me miro en el espejo con el vaho del baño
adherido como carca

—¡cochina!—
—deja de ser dramática—

los rituales repetidos, quizás otras
lloren por el hambre o por el cuerpo en descomposición
es absurda la frivolidad de este sufrimiento, lo sé,
estudio el sistema sexo-género
la ciudadanía y la individuación
pero más allá de mi razón
algo supura

es el moho, la carne podrida, corroída
está adentro
la cociné con paciencia
con cada error
(hay tantos nombres propios)
torpezas que escondo como los piojos
y por más que rastrillo mi cuerpo centímetro a centímetro
no encuentro aparentemente nada
nada de nada

pero están ahí, ahí están aunque no los vea
todos se esconden en esas zonas oscuras

me arden me pican me vuelven loca.



Venus

"de una vieja bañera emerge, lenta y torpe"
Venus Anadrómeda
Arthur Rimbaud

¿Por qué no te vas? ¿Por qué no lanzas una sola mirada lejos,
lejos?
Todo es tan torpe cuando tú pronuncias la palabra que me
desgasta.

Yo soy esa diosa, yo soy esa Venus, precisamente yo la que se
levanta de la tina, desnuda.

Detrás mío sólo las luces, el espacio entre el límite del hastío
y la evasión; yo soy aquella vieja, a los 28, las curvas de mi
cuerpo
le dan asco a cualquiera.

En ese espejo que me retrata de cuerpo entero, miro esas
curvas
y aguanto la arcada en la boca.

Eres un animal y tu… esa maldita piel te atrapa, te atrapa.

Voltea mi piel, voltea y verás cómo me extiendo hasta el últimor
esquicio y para siempre. Y para siempre.

Tengo los omóplatos sugestivos, los omóplatos, ah, eternos como
una puta de Brassaï, así soy, amor, una putita, un cuerpo que ni
siquiera tú ahora quieres contemplar.

Soy la que se levanta para otra vez caer.

Al borde ?debajo mil luces de neón invitándote al paseo?
bailas, una botella en la mano derecha y en la izquierda la
herida,
te tanteas, debajo de la ropa sólo esa piel inmensa que nunca
podrás
achicar, sólo esa piel dura que nunca podrás morder, ni
perdonar.

Te mataré

Siempre ?suspendida sin caer sobre los techos de los autos?
siempre en esa lámina final de la cornisa, en ese instante del
pensamiento, siempre pienso en ti.

Soy Venus, desde hace años soy la elegida,
Yo soy aquella por la cual delirarán
Aquella que besarán en los pies
En los pies lacrados de heridas
En los pies cubiertos de enemigos

Sobre mi jinete cabalgo hasta no verte más
Cabalgo como una diosa enfurecida
Cojo las crines de tu pelo,
Hundo mis espuelas en tus ancas
Y mientras tú gimes dejo caer mi saliva
Una raya larga de mi saliva sobre tu frente

Hincha tu sexo para bendecirme, y así,
Cabalgando uno frente a otro, habremos
Quebrantado el dolor
Y seremos los héroes, los héroes
Con el nombre de Dios entre los labios
Jadeantes.

Rocío Silva Santisteban entre amigos

Rocío Silva Santisteban. Nació en la ciudad de Lima. Poeta, crítica y narradora. Estudió Derecho y Ciencias Políticas, diplomada en Estudios de Género y Magíster en Literatura Peruana. Cursó el doctorado de Literatura Hispanoamericana en Boston University. Ha ganado el Premio Copé de Plata en 1986 y el Concurso Nacional de Guiones 1995. Además de la docencia universitaria, tiene una reconocida trayectoria periodística en la prensa escrita latinoamericana. Es, asimismo, redactora del diario independiente iberoamericano La Insignia, España. En la actualidad trabaja como directora del diplomado de periodismo de la Universidad Jesuita de Lima. Entre sus obras publicadas se encuentran los poemarios: Asuntos circunstanciales, Ese oficio no me gusta, Mariposa negra, Condenado amor, Turbulencia y el libro de cuentos Me perturbas. También ha compilado El combate de los ángeles. Nadie sabe mis cosas: Ensayos en torno a la poesía de Blanca Varela, es su trabajo más reciente.

jueves, 8 de julio de 2010

Resultados del Premio Nacional de Educación HORACIO 2010


Nuevamente una buena noticia nos trae nuestro profesor Johnny Barbieri. Ha quedado en segundo lugar en el área de cuento. Sabemos que ya ganó el premio HORACIO, quedando el año 2003 en el primer puesto en el área de poesía. Felicitaciones para él, y para nuestro colegio PERÚ BIRF. Aquí los demás ganadores:
Área: Innovaciones pedagógicas
Primer Lugar
Obra: Método ideovisual de Matemática para el primer grado de educación primaria.
Autor: Ernesto Aquiles Hinosroza Ayala ( Huancayo - Junín )
Segundo Lugar
Obra: Métodos y técnicas para desarrollar habilidades comunicativas.
Autor: Darío Moisés Salas Gamarra ( Huancayo - Junín )
Tercer Lugar
Obra: Etnomatemática aymara
Autor:Henry Mamani Apaza ( Puno )
Área: Ensayo Pedagógico
Primer Lugar
Obra: Grandes Maestros y sus experiencias educativas en Puno (siglo XX)
Autor: Henry Mamani Apaza ( Puno )
Segundo Lugar
Obra: Quo vadis in currículo solea, philosophia. ¿Por qué la filosofía debe ser respuesta al currículo escolar?
Autor: Carlos Miguel Sánchez Paredes ( Lima )
Tercer Lugar
Obra: Uso de la palabra
Autor: Gerardo Pérez Fuentes
Área: Novela Corta
Primer Lugar
Obra: Seis metros de soga
Autor: Félix Pedro Novoa Castillo ( Lima )
Segundo Lugar
Obra: Ximena, Ayacucho era un campo de batalla
Autor: Hárold Gerson Gastelú Palomino ( Lima )
Tercer Lugar
Obra: Aprendimos a no ser tan malos
Autor: Javier Silva Carnero ( Piura )
Área: Cuento
Primer Lugar
Obra: Volver al mar como en los sueños
Autor: Teófilo Villacorta Cahuide ( Chimbote - Ancash )
Segundo Lugar
Obra: El Cabaret verde
Autor: Johnny Barbieri Camposano ( Lima )
Tercer Lugar
Obra: Debemos la muerte, Oviedo
Autor: Ramulfo Velazco Hugo ( Churcampa - Huancavelica )
Área: Poesía
Primer Lugar
Obra: Aromas
Autor: Enma Pacheco Zavaleta ( La Libertad )
Segundo Lugar
Obra: Arquitectura de ciudades
Autor: Pablo Landeo Muñoz ( Lima )
Tercer Lugar
Obra: Camino a Grimanesa
Autor: Pedro Enrique Perales García ( Lima )
Área: Pintura
Primer Lugar
Obra: Mitos, tramas y Hánan Pacha
Autor: Juan Antonio Trujillo Ramírez ( Lima )
Segundo Lugar
Obra: Llaqtanchiqraycu
Autor: Kénneth Claudio Martínez Paredes ( Ayacucho )
Tercer Lugar
Obra: Luciana
Autor: Eduardo Melchor Espinoza Cervantes ( Lima )
Área: Software Didáctico
Primer Lugar
Desierto
Segundo Lugar
Obra: Trigonometría
Autor: Samuel Roberto Figueroa López ( Arequipa )
Tercer Lugar
Obra: Circuitos eléctricos
Autor: Róger González Delgado ( Arequipa )

miércoles, 7 de julio de 2010

El Pisco Peruano

El Pisco

El Pisco es un aguardiente de uva, fruto de la destilación de mostos frescos en alambiques que no rectifican el producto. El pisco así obtenido debe tener un color transparente o ligeramente ambarino, con un contenido de alcohol puro que fluctúa alrededor de los 42º GL.

El Pisco es la bebida nacional del Perú y se produce en las antiguas bodegas de Mala, San Antonio, Santa Cruz de Flores, San Vicente de Cañete, Pacarán y Lunahuaná, al sur de Lima. En Ica, hacia e l sur, hay más de 80 bodegas en Chincha, Pisco, Ica, Palpa y Nasca. También en Arequipa se destila buen pisco en las localidades de Majes, Vítor y La Joya. En Moquegua hay más de +10 bodegas donde se puede probar, además, la mistela, mezcla de pisco y vino. Las +35 bodegas de Tacna ofrecen finos piscos y macerados de damasco.
Varias haciendas productoras brindan hospedaje y participación en la elaboración del pisco. La vendimia, en febrero y marzo, es una verdadera fiesta popular. El primer sábado de febrero, se celebra el “día del pisco sour”.
Los piscos de uva(•) Italia y quebranta son los más comunes, el “Acholado” procede de una mezcla de uvas (blend); todos con 38° a 46° de contenido alcohólico.
Las primeras cepas de vid fueron traídas de las Islas Canarias a los valles de Ica en 1551. Allí se empezó a fabricar un aguardiente que también se exportaba, desde el puerto de Pisco, a las demás colonias hispanas. Hoy, en los cálidos valles costeños y el árido desierto, desde Lima hasta Tacna, se produce el más excelente pisco con gran sabor, aroma y cuerpo.
Pisscu quiere decir avecilla en lengua quechua. Era el nombre de un generoso valle donde abundaban los cóndores y donde vivió una cultura descendiente de los Paracas, cuyos alfareros, también llamados piscos, fabricaban las tinajas donde fermentaban la chicha y otras bebidas alcohólicas. Cuando llegaron los españoles, encontraron que esa región costeña reunía especiales condiciones para que la parra mediterránea floreciera, y pudo hacerlo gracias a los conocimientos de los antiguos peruanos que supieron irrigar el desierto costero.
A partir de la producción, el nombre Pisco designó al aguardiente de uva y al puerto en el cual éste fue embarcado, como consta en los mapas del Perú desde fines del siglo XVI. La exportación de nuestro pisco tuvo su apogeo en los siglos XVII y XVIII.
Las variedades del pisco se definen por el sabor y no por el aroma y se reconocen cuatro tipos según el insumo utilizado para su elaboración: pisco puro, hecho con variedades de uvas no aromáticas; piscos aromáticos; pisco acholado, originado en la mezcla de caldos de distintas variedades de uva; y pisco mosto verde, obtenido de la destilación de caldos incompletamente fermentados.
La literatura peruana del siglo XIX cuenta que al solicitarlo se decía "tomar las once", por las once letras del aguardiente, y en sus Tradiciones, Ricardo Palma, célebre escritor peruano (1833 - 1919), lo recuerda como el "alborotador quitapesares".
El célebre pisco sour, uno de los más deliciosos cócteles del mundo, resulta de batir en una coctelera 3 onzas de pisco, una de jugo de limón, una de jarabe de azúcar, media clara de huevo y 4 cubos de hielo; al servir se agregan 2 o 3 gotas de amargo de angostura o bitter.
(•) Tipos de “uvas pisqueras”: uva quebranta, uva negra, uva mollar, uvina y uvas aromáticas (Italia, torontel, albilla y moscatel).

sábado, 3 de julio de 2010

Enrique Verástegui

Enrique Verástegui


IV

SÍNTESIS / SUEÑO

10

Encontrar a Dios detrás de la soledad,

este caminar, haber atravesado la historia como por la noche,

sembrar un rosal sobre el ara sagrada, la acción

pertenece al mundo pero no a la eternidad,

la desesperación de permanecer aquí,

este mundo al que fuimos arrojados para florecer

contra lo irreal, precisar la producción de nuestras manos,

la luz brotada en el corazón, el tiempo produciéndose

en nosotros ahora cuando para llegar a la flor

que se espera hemos derrocado el sinsentido,

una náusea, nada debemos a este mundo,

cuando nos alejamos del destino después de haber puesto al

mundo en su lugar,

y somos una oración en labios de la rosa.

11

¿Cuál nuestra función? Soñar el templo de la rosa

donde llameamos, hacer del templo

esta vida, eternizar el vivir brotado de las rosas,

antes de desaparecer en la contemplación, la amada,

tan lejos, el hombre solitario lucha en la historia

como contra la náusea, todo es negación,

su gobierno, cuando se busca la felicidad

mientras voy alejándome de la historia, esta herida

por la que sangran las horas, habiendo precisado

el combatir, la espada, sin dejar de mirar la belleza,

una imagen presentida en la noche,

todo espíritu ilumina, él es el templo hecho carne,

un obrar sin imperfección, habiendo derrocado al mal,

la historia hecha bien ahora encaminándose

desde las rosas, el bien una rosa empuñaba por ti,

la oración al reencontrarse con la amada, un mismo ser.

12

Toda sabiduría huye de la historia, toda bondad,

toda belleza, mi destino se cumplió transfigurándose

en un rosal, mi vida es la amada que teje esperándome,

el templo está allí ahora, el signo de lo soñado,

elevándome por sobre la noche, salgo de la historia,

allí queda la acción, el estrépito, el cambio,

un mundo para la náusea, el llorar sin pausa,

el enloquecer, el luchar contra el destino,

las rebeliones inclementes, allí el delirio,

el mundo tiene un sentido ahora, otra es la historia,

el fuego de ser me conduce a la amada, la contemplación.

(El sacerdote ha terminado de meditar.

Juan Chocné se encamina ahora a su hogar).

MAITREYA

Me he sentado a esperar la vejez.

No pienso ni hago nada hasta que llegue otra

generación

a desempolvar el brío, los libros dorados, las

matemáticas,

el cuerpo, el alma, el universo,

todo ese conocimiento sepultado por el rencor,

la gnosis que demuestra que lo infinito

está en lo finito

donde está, realmente, el universo.

Florecí más que nadie

pero perfidia cayó sobre mí,

doblándome como una flor,

herrumbrándome, y fui silenciado.

Maitreya pasó desapercibido como una sombra por lavida,

¿no dan ganas de llorar?


2 p.m

Tú sólo eres una rosa,

Una imagen divina en el mundo sublunar,

Un sueño que enaltece las flores,

Un mundo realizado en la felicidad de existir.

Si el mundo no cambia para bien

¿Para qué habrá de cambiar?

Nada enaltece más que la vida sabiamente llevada,

Nada produce más que un rosal.

POESÍA PARA SEÑORITAS

a Vanessa, mi hija científica

Cuando leas poesía

aprende a distinguir lo Verdadero de lo Falso.

No todo lo que está bien escrito es Verdadero

y todo lo mal escrito es necesariamente Falso.

El Criterio de Verdad es lógica impecable.

Falsedad es absurdo más allá de cualquier palabra.

Así, si distingues Verdad de Falsedad

serás una Princesa consorte, comerás uvas frescas

y acertarás cuando leas poesía.

Juan Ramírez Ruiz, Jorge Pimentel y Enrique Verástegui

Enrique Verástegui (Lima 1950). Poeta, ensayista, narrador, dramaturgo, guionista y matemático peruano. Estudió economía en la Universidad Mayor de San Marcos. En 1976 obtuvo la beca Guggenheim de New York que le permitió viajar a Barcelona, Menorca y París, donde llevó cursos de sociología de la Literatura e la École des Hautes Études en Sciences sociales.
Entre sus obras tenemos: En los Extramuros del Mundo (1971), Praxis, Asalto y Destrucción del Infierno (1980), El Motor del Deseo (1987), Ángelus Novus (1989-1990), Monte de Goce (1991), Terceto de Lima (1992), Taki Onqoy (1993), Albus (1995), El Modelo del Teorema (1997), Teoría de los Cambios (2009), entre otros.

lunes, 28 de junio de 2010

Caricaturas Mundialistas

A propósito del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, presentamos las caricaturas de algunos jugadores más representativos. Esperamos sea de su agrado.

Wayne Rooney
Franck Ribéry
El Rafa Márquez
Tarzán Puyol
La Brujita Verón
Didier Drogba
El Apache Tévez
Thierry Henry
El Kun Agüero
El Chupete Suazo
Samuel Eto'o
Diego Forlán
Cristiano Ronaldo
Kaká
El Niño Torres
Robinho
La Pulga Messi

lunes, 21 de junio de 2010

César Calvo


VENID A VER EL CUARTO DEL POETA

Venid a ver el cuarto del poeta.

Desde la calle
hasta mi corazón
hay cincuenta peldaños de pobreza.
Subidlos.
A la izquierda.

Si encontráis a mi madre en el camino,
cosiendo su ternura a mi tristeza,
preguntadlepor el amado cuarto del poeta.
Si encontráis a Evelina
contemplando morir la primavera,
preguntadle
por mi alma
y también por el cuarto del poeta.

Y si encontráis llorando a la alegría
océanos y océanos de arena,
preguntadle
por todos
y llegaréis al cuarto del poeta:
una silla, una lámpara,
un tintero de sangre, otro de ausencia,
las arañas tejiendo sordos ruidos
empolvados de lágrimas ajenas,
y un papel donde el tiempo
reclina tenazmente la cabeza.

Venid a ver el cuarto del poeta.
Salid a ver el cuarto del poeta.
Desde mi corazón
hasta los otros
hay cincuenta peldaños de paciencia.
¡Voladlos, compañeros!

(si no me halláis
entonces
preguntadme
dónde estoy encendiendo las hogueras)


AQUEL BELLO PARIENTE DE LOS PÁJAROS

Aquel bello pariente de los pájaros
que escondía su sombra de la lluvia
mientras tú dirigías
sobre ardientes cuadernos el vuelo de su mano.
El niño que subía
por el estambre rojo del verano
para contarte ríos de perfume,
cabellos rubios y país de nardos.
Tu niño preferido -¡si lo vieras!-
es el alma de un ciego que pena entre los cactus.
Es hoy el otro, el sin reír, el pálido,
rabioso jardinero de otoños enterrados.

¿Y sabiendo esto lo quisiste tanto?
¿Lo acostumbraste al mar,
al sol,
al viento, para que hoy ande respirando asfixias
en un pozo de náufragos?
¿Para esta pobre condición de niebla
defendiste su luz de enamorado?

Poesía, no quiero este camino
que me lleva a pisar sangre en el prado
cuando la luna dice que es rocío
y cuando mi alma jura que es espanto.

Poesía, no quiero este destino.
Llévate tus sandalias.
¡Devuélveme mis manos!

El final de la historia lo dirán las estrellas
y las hojas que cubren mi sueño sepultado.

EDIPO CIEGO
Con ella se ha acostado en aquel cuerpo
donde un padre retorna, sin saberlo
ha mordido su cálida cintura,
la vieja cera de un amor sin nombre
gotea entre sus piernas abrasadas.
Con inútiles paños ha cubierto
aquel espejo donde
envejece de pronto, poseída
por la capa del Rey. Tiniebla es el recuerdo
y los cuerpos jadean sin memoria
pero luego conversan en el muro
sus sombras, viejas cosas, y se sientan,
velan la breve muerte de los hijos saciados.

FÁBULA
El Rey escucha sólo
los pasos que se alejan, los disuelve
en su sueño,
ignora que es un sueño inacabable.
Soñando despertarse, un río de oro
cruza, corona roja, sobre el mundo.
Se despierta entonces y su muerte
desencadena el alba, la matanza.

DAN LAS CAMPANAS TU RECUERDO EN PUNTO

Dan las campanas tu recuerdo en punto.
Afuera se pasean las dos de la mañana.

Nada pudo diciembre contra el semestre tuyo.
Nada el sol silencioso contra tu sombra hablada.
Desde el fondo de todo
lo que tengo,
me faltas.

Dan tu recuero en punto las campanas.
Y afuera se pasean,
de una
en una,
las dos
de la mañana.


V

(No ignoro que los muertos esperaban, al doblar inmediato de cada despedida, para poner el asco de su sed en tu rostro. Si de silencio entonces mis trajines de pez sobre tus hombros, fue porque a los pantanos desnudo y siempre solo contigo fui, monstruosamente hermoso.
Magdalena, tu rostro.
Mientras enloquecías de arena en el rocío, y el insomnio azotaba tus muslos y la luna, con esa astucia propia de los ciegos: yo tocaba tu rostro.
Falanges de la dicha, epidermis del odio, Magdalena, mis manos de leproso).

César Calvo Soreano, miembro de la generación del 60. Es autor de: Los lobos aullan conta Bulgaria (1990) Puerta de Viaje (poemas, con José Pavletich , 1989) Las tres mitades de Ino Moxo y otros brujos de la Amazonía (novela, 1981) Pedestal para nadie (1975) El cetro de los jóvenes (1967) Cancionario (1967) Poemas bajo tierra (1965) Ausencias y retardos (1963) Poemas y canciones, disco grabado con Reynaldo Naranjo y el acompañamiento en guitarra de Carlos Hayre César Calvo fue un hombre nacido para la poesía. Desde sus primeros años en Iquitos, ya esbozaba proyectos literarios. Tanto el como los otros de su generación asumían la poesía como un compromiso. Considerado como uno de los mejores escritores hispanoamericanos, fallece repentinamente el 18 de agosto del 2000, casi al término de su último ensayo poético Edipo entre los Inkas, que fuera publicado póstumamente en tres tomos por el Congreso de la República del Perú en el 2001.

martes, 8 de junio de 2010

Premio Pablo Neruda para Antonio Cisneros


El peruano Antonio Cisneros ganó el premio de poesía más importante de Chile

El poeta se hizo con el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda y recibirá 30 mil dólares en una ceremonia presidida por el presidente Sebastián Piñera

Santiago de Chile (DPA). El poeta peruano Antonio Cisneros ganó hoy el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2010, que lo distinguió como uno de los autores más importantes de la actualidad.

El reconocimiento del jurado, integrado entre otros por el nicaragüense Ernesto Cardenal y el peruano Arturo Corcuera, fue unánime y valoró la contemporaneidad y humor en la obra del artista.

Cisneros, séptimo ganador de este galardón, recibirá una medalla y 30 mil dólares en una ceremonia dirigida por el presidente chileno, Sebastián Piñera, el 12 de julio, natalicio de Neruda.

Este premio fue recibido antes por el mexicano José Emilio Pacheco (2004), el argentino Juan Gelman (2005), el peruano Carlos Germán Belli (2006), la cubana Fina García-Marruz (2007), la chilena Carmen Berenguer (2008) y el nicaragüense Ernesto Cardenal (2009).

Cisneros, considerada el más importante exponente de la generación peruana del 60, alude en su obra habitualmente a la cultura, la ironía y la horizontalidad de la vida.

Fuente: El Comercio.pe

jueves, 3 de junio de 2010

Esculturas en hielo

Aquí presentamos las mejores esculturas de hielo, esperamos sea de su agrado.